¿Qué es lo que las madres y padres deseamos para nuestros hijos? Por encima de todo, felicidad. Sin embargo, les hacemos pasar los mejores años de su vida encerrados entre cuatro paredes donde las enseñanzas más importantes son la obediencia, la desmotivación y el silencio. ¿Es eso lo que caracteriza a un adulto feliz?


Queremos darle voz a las niñas y niños porque ellos saben cómo es la escuela que les hace florecer. Queremos mirarnos en los ojos de las madres y padres que son capaces de soñar con otra escuela para sus hijos. Queremos ponerle rostro a todas las personas que están transformando la educación, convirtiéndola en un espacio de verdadero aprendizaje y de convivencia, para todas y todos, sin importar la edad.

Y queremos contar la historia de un viaje: un viaje que nos lleva a recorrer ocho países con dos bicicletas plegables y sendos remolques cargados de material de filmación, y en el que nos acompaña nuestra hija, una bebé de dos años. Pero este viaje geográfico es en realidad el inicio de otro viaje más importante: el viaje interior, vital, con el que recuperamos la mirada del niño o niña que una vez fuimos y empezamos a atisbar la relación ente el aprendizaje, nuestras emociones y la libertad.

Vamos en busca de esas escuelas donde aprender es sinónimo de placer. Y en el camino nos encontraremos con niñas y niños que se convierten en los protagonistas de nuestra historia. Escucharemos a sus madres y padres, que apuestan por otros valores en la educación, y en la sociedad. Conoceremos también a educadores que han decidido emprender un rumbo que les aleja del camino trillado. También hablaremos con especialistas en los campos de la educación y el aprendizaje, con personas comprometidas con la defensa de la educación pública, con escritores y artistas, desde una visión que pretende transformar profundamente la educación que conocemos.

El documental en el que estamos trabajando es fruto de una experiencia asombrosa que queremos compartir con la esperanza de que sirva como acicate para el cambio. Cuando vea la luz, lo difundiremos bajo una licencia Copyleft que permitirá verlo, distribuirlo y remezclarlo de forma gratuita. Y para que sea un documental de todas y para todas, costearemos su producción a través de una campaña de financiación colectiva para crear una obra de la mayor calidad posible. Ayúdanos a contar esta historia conmovedora en la que se entretejen las voces de los niños con la infatigable labor cotidiana de las personas que, desde la educación, luchan por un mundo mejor.